Thursday, September 21, 2006

Abro las manos

para acariciar

con los dedos

el libre viento

Llenarlo de mimos

insanos deseos

Porque eso si está

dentro de lo posible

Sin embargo te extraño

tras este muro de silencio

no hay caminos que andar

y no perderé el tiempo

que me quede de vida

en olvidarte

2 comments:

Rafael P.Q. said...

Cuanta intensidad, Peggy. Que fuerte...
Un abrazo, querida amiga.

Peggy Bonilla said...

rafael precioso

Los mares a veces son tranquilos y otras, borrascosos...

Se te quiere