Friday, October 20, 2006

Estas ahi



















No perderé tiempo en añoranzas ni daré rienda suelta a la tristeza
la aurora trae consigo al sol no hay quien lo aprese
o se adueñe de él ¡y hay mil auroras!
Y la luna,
esa luna que mira, observa, atisba

Me enamora otra vez. Luna entera, luna queso-miel-amarga
Ojo del cielo, perenne deslumbrante
En este sombrío infinito que es la nada

1 comment:

Lety said...

Me encanta,me encanta tu poema, la luna tantas veces cantada y tantas veces nueva, nunca antes queso-miel-amargo.

Quisiera memorizarlo para no olvidar nunca que las auroras se suceden.

Te quiero