Tuesday, April 25, 2006

Cosa de cuento...

Con aparente tranquilidad entró a una tienda de uniformes de El Paso, Texas; por instinto había cruzado la frontera México-Estados Unidos, sin un centavo en la bolsa. Con urgencia necesitaba el empleo, pero en una ciudad ajena como lo era Ciudad Juárez, donde la mujer es apreciada por su trabajo, -estaba sola y sin amistades - ella no contaba con uniforme, ni dinero para comprarlo... afortunadamente consiguió empleo y al dia siguiente a las 7 de la mañana, iniciaba su jornada en una Clínica Médica rimbombante.
Llegó al mostrador donde estaba el hombre al que supuso era el dueño del establecimiento. Sin premeditación, -repito- por simple instinto, se acerca y ante los ojos azorados del hombre, se planta con seguridad frente a él y le pregunta: cree usted en el ser humano?
-si, le contesta un tanto sorprendido el señor Willyburth
-Pues necesito un uniforme, no tengo dinero, aunque tengo un empleo en Juárez. Quiero que crea en mí, me fie y en cuanto me paguen vengo y le traigo su dinero.
-Era una sorpresa mayúscula para el negociante- le ordenó a una de las empleadas que atendiera a la señorita, le dio zapatos de su talla y un bonito uniforme blanco de enfermera,
dejando al retirarse, al hombre boquiabierta...
Pero superó grandemente esa sorpresa, otra, al verla llegar a la semana, a pagarle, a pesar de que no firmó ningún papel por la deuda.
Cuestión de principios...

9 comments:

SOLCLARO said...

Es cuestion de principios y de inteligencia. Pocos casos se conoces en estos días.

saluditos y abrazos.


alma

ROx said...

Hay cosas que resultan increibles en estos dias, pero que bueno que no sean imposibles!.

Carmina Capistrán said...

Casos de éstos están a punto de extinguirse, como los animales y las plantas, y es que estamos perdiendo la credibilidad y confianza en la gente: nos vemos como enemigos. Es una desgracia.

Peggy Bonilla said...

alma:

LO TOME DE UN ANECDOTARIO...

BESOS

Peggy Bonilla said...

rox:

El reciente concurso sobre la palabra mas hermosa del diccionario, amor fue la ganadora; y en contraparte, yo votaria por la palabra imposible, como la más fea

Saludos y mi agradecimiento de tu visita

Peggy Bonilla said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Peggy Bonilla said...

carmina capistrán:

Triste en verdad. Afortunadamente no todo es negro. Existe el dia y la noche.

Gracias por la visita, bienvenida

Luis Martínez Álvarez said...

Manifestaciones humanas cada vez más aisladas, menos frecuentes. Saludos Peggy.

Rafael P.Q. said...

Y es que aún quedan tipos asi, pocos, pero los hay. Asi ha sido a traves de los siglos, y ahora....
Interesante material para un relato, lo mismo hasta me animo a escribirlo.
Un abrazo transoceánico,Peggy¡¡