Tuesday, April 25, 2006

Si que me encuentro en el lago de los olvidos, aquellos que transparentes, con su presencia me ayudaron a ser otra, no se si peor o mejor, pero nunca la misma. No hay lunas reflejadas, por la ausencia de luz, hay historias románticas, irreales, que a fuerza de vivirlas y conocerlas, por tan lejanas, pareciera que alguien me las contó, que traspasaron el alma, y los vacíos se llenaron de ellos; no hay espacio para nadie, para nada. En mi destino, olvido, nadamas olvido.

5 comments:

SOLCLARO said...

Mi Peggy !!!

Todos tenemos el derecho de olvidar y ser olvidados, pero muchas veces somos como aquellas cajitas que queremos abrir pero las deseamos más cerradas. Me gusto el texto escribiste tu propio estilo y tu deseo de olvido.
saluditos amiga... besitos

alma :-(

Peggy Bonilla said...

alma;

Amiga, toda la razón del mundo. Y en realidad, nuestras bitácoras, son para muchas cosas, por ejemplo, hacer un poco de limpieza, como lo has escrito tu alguna vez.

Abrazos

Trini said...

Espero que pronto vuelvas a florecer en otra historia infinitamente mejor que tu olvido.

Besos

ROx said...

Tu texto es una contradiccion, Peggy. Hablas del Olvido y sin embargo estas letras siempre seran recordadas.

Peggy Bonilla said...

rox:

A veces eso somos, una contradicción.
Particularmente no creo en los olvidos.
Los de la mente, se almacenan en algun lugar de la memoria, y los del corazón ahi estan, aunque dormidos.