Tuesday, July 31, 2007

JOMAGU Jorge L. Martínez Gutiérrez

SER UN BUEN MARIDO

O ponerse la soga al cuello
¿Mencioné alguna vez que estoy certificado por la C. ISO902 para ser un buen marido? Creo que no, lo he mantenido en el más absoluto de los secretos.

Me abstendré, por razones de seguridad, de mencionar a mis testigos y certificadoras, puede haber represalias luego, de hecho las habrá.

Pues he aquí la lista, no es muy larga:
  • No tengo problema alguno en perder una discusión.
  • Trabajo hasta 20 horas al día, aunque algunas veces duermo hasta 16 seguidas.
  • Soy capaz de entretener hasta 28 niños de entre 6-7 años por algo más de hora y media dos veces por semana sin perder la paciencia.
  • Se hacer tortillas de harina. Con una sola mano.
  • Se limpiar un baño y una cocina pasablemente, e instalar cosas de la casa y del carro, aunque eso cualquiera.
  • Puedo empujar un carro por más de una cuadra, a condición que sea de bajada.
  • Corro varios kilómetros, aclaro que no en una misma sesión.
  • Se mentir con naturalidad, es lo que mejor me sale y como dice un cantante por ahi, mirándote directo a los ojos, aunque soy sincero también. Soy un mentiroso sincero.
  • Pocas cosas olvido pero puedo perdonar casi cualquier cosa.
  • Poseo una paciencia a prueba de fuego.
  • Puedo alimentarme por mi propia mano y recoger y lavar mi plato y cubiertos también. Y de paso sacar las basuras.
  • Puedo dormir semanas en un sillón, y en la bañera tambien.
  • Fidelidad, totalmente probada, (por eso escribí lo de las mentiras primero)
  • Puedo escuchar quejas femeninas cuando haga falta, sin importar la hora del día o de la noche.
  • Pasar horas y horas, días y noches en el hospital aun cuando no me duela una uña.
  • No genero muchas quejas pero como todos, la necesidad de hablar me llega por lo regular despues de las 3.38 de la madrugada y solo cuando estoy en pésimas codiciones y fuera del horario de trabajo.
  • No fumo, tomo a veces y con moderación.
  • Veo poca televisión.
  • Puedo pasar varias horas en tiendas departamentales mientras la mujer selecciona y se prueba ropa y compra tintes, a condición que la espera sea en la sección de libros o películas o electrónica.
  • Estoy bautizado, tengo primera y única comunión ¡ah! y confimación también, soltero y sin compromiso, hasta la fecha de esta lista.
  • Muy importante: No divorciado, ni dejado, ni hijos ilegitimos (que yo sepa). Un poco maltrecho pero completo y con instructivo.
  • Bailo cuando ya no tengo mas remedio.
  • Puedo ver hasta tres peliculas "rosas" seguidas sin rechistar.
  • No tengo pensado jubilarme, moriré trabajando y siendo productivo.
  • No necesito tener logros o posesiones para sentirme importante.
  • Pocas veces llego a ofenderme por algo, o indignarme por lo que los demás piensen de mi. Parientes políticos y ex novios celosos incluidos.
  • Aclaro que no se preparar teteras ni cambiar pañales y no estoy interesado en aprender, ojo.
  • Sé negociar con suegras desconfiadas.
Después de lo anterior creo solo carezco de una cosa, tal vez la más imporante de todas, soy sincero hay que remarcarlo, me falta es valor para intentar matrimoniarme. Ni hablar. Hay quienes lo tienen y quienes no

1 comment:

J. said...

conozco al tipo, ya está casado y pronto aprenderá a cambiar pañales...