Sunday, January 22, 2006

Tras la máscara

Cada una por separado, mis brillantes amigas protestan y se inconforman ante un pre-estallamiento social. Soy donde coinciden, por eso la tarea de reunirlas en un frente femenino PMC por Baja California. Aquí desde donde “se inició la democracia”, con urnas vacías.

Nuestra primera tarea fue enumerar que haríamos si fuéramos la Presidenta de México. El “viejerio” como nos llamó un barbas de chivo; o el animal favorito de otro animal idéntico al de las canciones de Paquita la del barrio - un rata de dos patas-, somos mayoría y quienes hacemos ganar a quien mejor nos hable; pero no mas palabras. Necesitamos hechos.

Desde la hipócrita huelga de hambre de Carlos Salinas de Gortari, hasta la dualidad cultural donde se discrimina -échenle ojo a las estadísticas- a la numeralia de mujeres en el Congreso, hay un entramado muy distinto en las cuestiones de género, pero los jóvenes traen mas cambios a las pirámides organizacionales, a la polarización de los poderes. Son los amos de la tecnología. Entienden bien la caída de un “sistema”. Efectivamente, se cayó el sistema...

Nos esta pesando mucho el gobierno a los ciudadanos comunes. Rebasan la tolerancia. Las comunicaciones masivas, denuncian las claras muestras de la manipulación de la Ley. La imperfección política, ha llevado a una “alza” en las estadísticas criminales en un 60 o 65 % negadas y solapadas por las autoridades.

A pesar de que las mujeres se multiplican en el poder, que están en el Congreso, “en la mira”, con una exigencia mayor, en cuanto a las presiones, retos por aprender a manejar las reglas, son quienes están mas facultadas socialmente, pues en mas de un 50 % de ellas, son cabeza de familia, cuando hace pocos años, era el 35 % acrecentado ante el fenómeno doloroso de la migración.

La mujer es protectora en su núcleo, asume su rol, salvo vergonzosos casos en que la atrapa la prostitución, drogadicción, y al fin vulnerable en las franjas rurales o de extrema pobreza; y ahí es otra la historia. No así en la zona donde es autosuficiente, tiene un empleo y no necesita al hombre para sobrevivir, económicamente hablando.

Desde el voto en Yucatán en 1922, en San Luis Potosí en 1923, Chiapas en 1925 y a nivel nacional en 1947, avalado en reforma firmada en la Carta Magna de 1953 donde se obtuvo el derecho al voto femenino, poco es lo que se ha logrado, toda vez, que a diferencia de los que opinan que “mujeres juntas solo difuntas”, es un mito creado por el hombre.

¿Quien mató a Madero, a Obregón, Carranza, Colosio? Ciertamente una mujer no fue. La paz social es lo que necesita nuestro México.

Mucho a cambiado nuestro país. Nos lo han cambiado. Partidos con desaciertos, pero sobre todo, otros con inmundicia. Lo peligroso que resultó el neoliberalismo. El peor disfraz. Y en menos tiempo.

La existencia de Organismos secretos – secreto a voces- como el famoso Yunque, con gente incrustada en el gobierno desde los tiempos de Ruffo, aquí en Baja California, no trajeron nada bueno. De guatemala a guatepior. Es nuestra realidad.

1 comment:

ámbar said...

si, que feo que esta todo
pero en Bolivia y Chile parece que ya estan cambiando las cosas...

te recomiendo mucho esta pag, se que te va a gustar

redvoltaire.net