Friday, January 20, 2006

Violeta es el color de la tristeza


Detrás de un cristal violeta está la melancolía. Miro desgajarse al corazón ante las penas y en el pozo de los deseos se consume.

Los atardeceres color violeta de mi mar, otras veces son azules, o rojos.

Caprichos, solo caprichos...

Como el de quererte.

Para que lo quieres -preguntó alguien- si desde el ángulo que lo veas, ese amor es imposible...en caso de que lo alcanzaras...

-Cierto- Busque conocer el color de lo imposible y también es tono violáceo. Igual que el dolor.

Violeta: cuanto daño me haces.

¿Por qué resistes flor, vestir así? Pareces frágil, pero el viento no te desgaja tan fácilmente como a mí.

La humanidad entera, podría, con tanta lágrima formar un nuevo océano. Pero nos hemos bebido esas lágrimas y la sal de ellas nos endurece el alma.

Porque duele, no queremos amar.

Nos limitamos a la carne...pero su finitéz nos entristece.

Pero a mí, por extraño conjuro, este amor imposible me enaltece.

Convirtió a este delicado cristal que es mi vida, en un cristal violeta. Por los dolores inseparables a ella.

Y la soledad, esa cómplice tan temida, me acompañó al nacer, cuando tenia el corazón entero, y se que me seguirá cuando me vaya.

Al cristal en el que me miro no puedo romperlo, es mi espejo, soy cristal violeta.

Tus minutos preciosos, maravilloso amor, compártelos ahora conmigo, no cuando muera.

Estrecha mi mano y regálame una flor, ahora, no mañana. Dedícame un detalle, no necesito ser un recuerdo tuyo cuando ya no esté...

Para eso te quiero, para quererte. Nadamas.

Finalmente encuentro, que también violeta es el color del amor, no solo rojo, como nos lo dice la mercadotecnia...

Violeta es el mar, si así lo veo, el dolor, si así lo siento, la nostalgia si color violeta llevo, e igual a mis deseos, que ya no tengo.

Tu eres un ser de luz, de mil colores, por eso te amo.

Yo únicamente soy violeta, color de la infinita melancolía.

4 comments:

ámbar said...

también es el color de la mágia
pero verdeazul en las orillas
y plata en sus venas delgadisimas

Peggy Bonilla said...

ámbar:
Y en los encuentros tambien hay magia

Zianya Luna said...

Aunque duela, amaremos hasta que el cristal violeta “se extinga” ...... de no ser así, qué hacemos con tanto color que nos da la vida????

Un abrazo Peggy....

Peggy Bonilla said...

Hadia:
Encantada de encontrarte en mi espacio...
Hay que saborear los buenos vinos hasta que se agoten...