Monday, December 05, 2005

¿Cobardía de vivir?

Será una mentira tu vida si dejaste que te avasalle. ¿Quien lleva las riendas de tus sueños, porque si no los tienes, que te hace caminar?

Eres una farsa. Náufrago que el mar se llevó a la deriva. Barco sin Capitán.

O es la maldita costumbre del esclavo, de amar las cadenas, de lamerlas por no conocer la libertad.

A veces miras al horizonte, ya sin jadear, de bruces, desde un débil parpadeo. Atrévete a decir que no hay dulzuras, ni olores o caricias que hayas deseado, que ya no esperas nada, que el dolor es todo lo que conocerás. Aun estas vivo. Y nadie cree que eres un cobarde.

Asómate al estómago de los que mueren de hambre, acércate al loco que por desconocimiento no ama la vida y sigue en pie. Pregúntate que fue lo que te hizo insensible. Lloriquea y grita si quieres, pero da fe de que estas allá.

Se supo de ti, pues llegó a estos linderos, de lejanas islas, una vacía botella de auxilio sin la nota correspondiente. Y notaron que eras tu el único que en este cielo, aunque no es azul para nadie, en el has zozobrado.

1 comment:

La X said...

Peggy que te digo que no suene a apología, entre las dos, sabemos del respeto y admiracion.
besos...